amanecer22

Desde aquel día… algo ha cambiado en mi vida.

Recuerdo que decía: ¡que nadie toque mis rosas!

Ahora me observo diciendo:

¡venid, tengo rosas, llevaos todas las que gustéis!

Desde aquel día.