petirrojo

Se sentía la primavera.

El aire, meció mis ramas,

me encontré con el sol de frente.

Al observarme, advertí,

que justo en mi ombligo

un petirrojo había anidado

y ya tenía polluelos