Todo detenido en el tiempo.

riook

Ahora, son el testigo de la historia que fue. Ahora son los recuerdos y el testimonio de la vida tal cual llegaba a los valles, a las montañas y a los ríos. Vida que entraba por las puerta, contigo al nacer. Aquella que Miguel Hernandez  supo con versos, hacer eterna, que no bella.