reto

Estoy justo en ese instante de vida, en que la felicidad de los demás la siento con la misma intensidad que la propia.
Es un estado especial.
Siento que tengo miles de manos… millones de corazones que laten fusionados con el mío.
Nunca me había sentido tan grande.