Tabladiecho-Somiedo1

Al caminar, hazlo con las personas que quieran ir por donde tú vas, que sigan libremente el mismo camino.
Cada uno tiene el propio y va a donde quiere ir, sólo los que libremente estén caminando por el que tú llevas, pueden ser tus compañeros de viaje.
Ningún otro te sirve.
Friedrich Nietzsche